En la mayoría de los casos, está permitido llevar a su mascota a bordo. Cada aerolínea tiene diferentes reglas y condiciones con respecto a las mascotas.


Póngase en contacto con su compañía aérea inmediatamente a registrar su animal y pagar los honorarios.